Estamos publicando PSICOTÉCNICOS Y JUSTICIA. ¡Suscríbete a la Guía De Formación Online y Recibe Las Actualizaciones Gratis En Tu Correo!

miércoles, 30 de julio de 2014

El Hombre y el Equilibrio Ecológico: Definición de Ecología. El Hombre y la Crisis Ecológica. Oposición Policía Nacional. Tema 20.

Continuamos con el tema 20 del temario policía nacional, con el estudio del Hombre y el Equilibrio Ecológico: Definición de Ecología. El Hombre y la Crisis Ecológica. Suscríbete a la Guía de Formación Online  para recibir estas actualizaciones directamente en tu correo electrónico.


4. El hombre y el equilibrio ecológico

4.1. Definición de ecología

El término “ecología” fue acuñado por Ernst Haeckel en 1866. La Ecología es la rama de la Biología que estudia las relaciones entre unos seres vivos y otros, así como entre ellos y el medio físico que les rodea. Realmente existe una influencia del medio ambiente sobre los seres vivos (acción), de los seres vivos sobre el medio (reacción) y entre los mismos organismos (interacción). La Sociobiología, otra rama de la Biología, es la ciencia que estudia las bases biológicas de las conductas sociales de los animales, como la agresión, la cooperación, los sistemas sociales, la elección de pareja y la territorialidad.

Y como parte integrante de la Biología y de la Sociología, está la Ecología humana, que se dedica al estudio de la relación entre los grupos humanos y su ambiente, tanto físico como social. La Psicobiología, también parte de estas dos disciplinas, estudia la conducta del ser humano, entendiendo esta como la propiedad biológica que nos permite establecer una relación activa y adaptativa con el medio ambiente, y por consiguiente, modelada por la evolución.

Los grupos de organismos pueden estar asociados a tres niveles de organización: poblaciones, comunidades y ecosistemas.

Una población es un grupo de individuos de una misma especie. Una comunidad abarca todas las poblaciones que ocupan un área física determinada. Y la comunidad (biocenosis), junto con el medio ambiente físico (biotipo) no viviente, constituye un ecosistema.

La ecología, en un principio, se dividió en dos grandes ramas: la autoecología –dedicada al estudio de las relaciones de una especie en concreto con su medio-, y la sinecología –dedicada al estudio conjunto de toda comunidad de seres vivos de un ecosistema determinado. Pero luego la autoecología se vio obsoleta por los modernos enfoques globales u holísticos.

La ecología moderna está basada en la teoría biológica del naturalista Charles Darwin (1809-1882), en su obra de 1959 “El origen de las especies”. En dicha obra, se estableció el transformismo evolutivo de los seres vivos y se propugnó como causa de éste la selección natural por influencia del medio, frente al uso y al desuso de los órganos que eran los principales factores de esa evolución (según Lamarck, 1744-1829).

4.2. El hombre y la crisis ecológica

Se entiende por equilibrio ecológico, el mantenimiento estable del número de seres vivos que habitan un ecosistema. La propia Naturaleza se encarga de conseguir dicho equilibrio, y cuando éste se altera, las consecuencias son nefastas. Como ejemplo, podemos poner el del prado en el que crece la hierba, la oveja como la hierba y el lobo como a la oveja. Si hubiese demasiados lobos, matarían a todas las ovejas y la hierba crecería desmesuradamente hasta cubrirlo todo. Y si, por el contrario, hay pocas ovejas, los lobos acabarían desapareciendo.

Cuando se producen terremotos e inundaciones, y otros elementos desencadenados por la propia naturaleza, se puede romper el equilibrio ecológico, pero es fundamental la acción incontrolada del ser humano, de modo directo, rompe el equilibrio ecológico general. La tala salvaje e incontrolada de bosques, el exterminio de especies en peligro de extinción, el abuso de plaguicidas en la agricultura, y la emisión de productos contaminantes, está ocasionando un deterioro ambiental de solución difícil. Y hasta la propia supervivencia del ser humano está amenazada seriamente.


Sea cual sea el lugar en el que se halle el ser humano, es parte integral de una comunidad biótica, por ello, la ecología humana –término acuñado por Park y Burgess de la Escuela de Chicago-, no debe verse de modo separado de la ecología general, puesto que la comunidad humana es un elemento más que interactúa con la propia naturaleza, si bien esta relación no es unidireccional, puesto que no sólo el medio ambiente influye sobre la comunidad humana, sino que el ser humano transforma este medio según sus necesidades.

La Sociedad de Masas: Cambio Acelerado. Consumo. Generalización de la Información. Efectos de la Sociedad de Masas sobre la Comunidad. Oposición Policía Nacional. Tema 20.

Continuamos con el tema 20 del temario policía nacional, con el estudio de la sociedad de masas. Suscríbete a la Guía de Formación Online  para recibir estas actualizaciones directamente en tu correo electrónico.

3. La sociedad de masas

3.1. Cambio acelerado

El cambio social es toda transformación observable y verificable en el tiempo, que afecto, de un modo no provisional ni efímero, a la estructura y funcionamiento de la sociedad, y modifica el curso de su historia.

Tal y como sucede, por ejemplo, en la sociedades rurales o tradicionales, cuando una sociedad cambia lentamente, los individuos van asimilando los cambios de un modo nada traumático y normalmente no se producen inadaptaciones. Pero, en las sociedades que cambian rápidamente están caracterizadas por la confusión y la desorganización, y esta desorganización es debida a lo que los sociólogos llaman atraso o regazo cultural, que tiene lugar cuando una parte de la sociedad es incapaz de mantener el mismo ritmo de cambio que el resto.

Y sin duda, una de las principales características de los tiempos que vivimos y en los que se desenvuelve la sociedad de masas, es que los cambios tienen lugar de un modo cada vez más acelerado.

Es importante no confundir cambio social con progreso, ya que este último implica un juicio de valor que se aplica solamente cuando el cambio se orienta en una dirección deseable. Pero el cambio social puede ser positivo o negativo, ahí radica la diferencia. El cambio positivo sí sería progreso, pero el cambio negativo acarrearía una involución en la sociedad.

También, a la hora de comparar el cambio social con el concepto de evolución social, comprobamos que el concepto de evolución social es más amplio. La evolución social es el conjunto de transformaciones que experimenta una sociedad durante un largo período de tiempo, al menos por un período que sobrepase la vida de una generación. Y, por otro lado, el cambio social hace referencia a las transformaciones en breves períodos de tiempo.


3.2. Consumo

Sin duda, la sociedad de masas está intrínsecamente ligada a la sociedad de consumo. Desde el momento en el que gracias al desarrollo tecnológico, es más fácil fabricar productos que venderlos, comienza en el mundo industrializado el paso decisivo de una economía basada en la producción a una economía basada en el consumo, consumo normalmente inducido a través de una serie de instrumentos como el marketing, la publicidad, etc. El concepto de sociedad de consumo de masas, apareció por primera vez en la obra de Rostov sobre las fases que atraviesa toda sociedad en el camino del desarrollo económico.

Una de las características del consumo de masas es la imposibilidad de lograr la satisfacción total de las necesidades de las personas, pues el orden social y económico necesita generar continuamente nuevas necesidades. Y es así como la sociedad de masas explota al ser humano no como trabajador, sino como consumidor. Resulta que es tan imprescindible como la fabricación de objetos en serie, la producción de consumidores en serie, y de este modo se invierte la línea clásica de la economía industrial: en la sociedad de consumo la iniciativa no reside en el consumidor, sino en el vendedor. El sistema persigue producir necesidades de masas, para conseguir consumidores de masas, independientemente de sus necesidades reales (el llamado consumismo), y esto se logra manipulando a los individuos, a las cuales se les convence de que la cantidad y el tipo de consumo es una señal o índice de estatus. Y así, esta es la base de la sociedad de consumo, en la que, por ejemplo, la necesidad básica y humana de la ropa, se aumenta en el sentido de que se debe estar de moda y además, como no, ser “de marca”.

3.3. Generalización de la información

Los impresionantes avances de las telecomunicaciones, de internet y de la informática, has sido factores fundamentales en la aparición de la sociedad de masas, que muchos denominan también “sociedad de la información, la cual se define como “una sociedad que cree y se desarrollo alrededor de la información en donde sus miembros la obtienen y comparten al momento, desde cualquier lugar y en la forma que se prefiera” (Yoneji Masuda 1984 y Castells 1998).

Con la aparición de los medios de comunicación de masas (principalmente la televisión y la radio), llamados mass media, se han ampliado magníficamente las fuentes de información. Con respecto a épocas anteriores, la comunicación se ha pluralizado. Los sonidos y las imágenes pasaron a formar parte del patrimonio de cualquier individuo o comunidad, lo que ha provocado una serie de hechos como: la homogeneización de los comportamientos de las personas, al margen de sus fronteras espirituales y materiales; la universalización de los gustos y deseos; y además, la creación de nuevas necesidades.

3.4. Efectos de la sociedad de masas sobre la comunidad

Los principales efectos de la sociedad de masas consisten en la reducción de los lazos de vida comunitarios, que a menudo se relegan a un segundo plano. Y es que el inmenso tamaño de las ciudades y la heterogeneidad impiden la familiaridad, una de las características de las pequeñas comunidades.

Otras de las transformaciones que sufre la comunidad, aparte de las ya mencionadas, son las siguientes:

. Movilidad Geográfica: con el anhelo de enriquecerse y mejorar el satus social, se produce el éxodo rural hacia las ciudades, ocasionando una concentración demográfica en las zonas urbanas.

. Aumento de las asociaciones voluntarias, con la proliferación de toda clase de grupos secundarios: políticos, religiosos, recreativos, profesionales, etc.

. Pérdida de valores espirituales, lo que lleva a un aumento de la secularización.

. Aglomeración y hacinamiento: la elevada densidad de población y la falta de espacio y de privacidad, disminuyen la calidad de vida, y llevan a las personas a reaccionar con hostilidad, depresión, angustia, agresividad, etc.

. Aumento de la distancia social: a pesar de lo próximos que se encuentran físicamente los habitantes de las ciudades, se hallan muy distantes socialmente. La distancia social, concepto definido por Bogardus, es el fruto del anonimato, de la heterogeneidad y de la impersonalidad. Por ejemplo, las personas que viven en un mismo edificio, pueden vivir durante años sin entablar amistad o muy poca entre sí.

. Desarraigo: el hecho es que la persona no se siente parte del lugar en el que vive.


. Cambios en la familia: las familias de muchos miembros y patriarcales, han sido sustituidas por la familia nuclear, donde no es tan precisa la separación entre sexos.

miércoles, 23 de julio de 2014

La Sociedad de Masas. Oposición Policía Nacional. Tema 20.

Continuamos con el tema 20 del temario oposición policía nacional, con el estudio de la sociedad de masas. Suscríbete a la Guía de Formación Online  para recibir estas actualizaciones directamente en tu correo electrónico.

3. La sociedad de masas

El concepto de “masa” indica un sentido numérico. Cuando se habla de sociedad de masas, se refiere a las sociedades actuales constituidas por un gran número de personas, es decir, están caracterizadas por la masificación, pues está compuestas por muchas más personas que en épocas pasadas, con una evidente tendencia a la concentración y aglomeración en determinadas zonas, lo que lleva a un comportamiento colectivo y a una uniformidad cultural, que se da en llamar cultura de masas.

José Ortega y Gasset, uno de los autores más destacados en el estudio de las masas, en su obra La rebelión de las masas (1930), criticó la actitud del hombre-masa, y que el definió como “aquel que no se valora a sí mismo por razones especiales, sino que se siente como todo el mundo y, sin embargo, no se angustia, se siente a sabor al sentirse idéntico a los demás”. Según este autor, la influencia de la mentalidad general origina la pérdida de la conciencia individual, a la identificación excesiva del hombre con su grupo, convirtiéndose así en una persona mediocre, que se deja guiar por el grupo y que no tiene un proyecto de vida propio.

Por su parte, Hoult define una masa como “un número relativamente grande de personas, especialmente dispersas y anónimas, que reacciona a uno o más de los mismos estímulos, pero que actúan individualmente sin considerarse unos a otros”. (Horton & Hunt, Sociología).

Según Blumer, la masa “no tiene organización social ni un cuerpo de costumbre o tradiciones, ni un conjunto establecido de reglas o rituales, ni una estructura de roles y estatus, ni un liderazgo establecido. Simplemente, consta de un agregado de individuos que están separados, desarraigados, anónimos, y así, homogéneos en lo que se refiere al comportamiento de masas.

Y David Riesman, asegura que se ha producido una evolución desde una sociedad autodirigida e individualista, bajo la autoridad de los padres, a una sociedad heterodirigida, marcada por la conformidad y la conducta de masas. Este autor critica la sociedad postindustrial por transformar al individuo en un ser sin personalidad, mediatizado por las relaciones sociales estandarizadas (la influencia de las modas).

Se considera que el advenimiento de la denominada “sociedad de masas” se produjo tras la Revolución Francesa (1789) y de la Revolución Industrial (siglos XVIII-XIX). Es entonces cuando se empieza a hablar de “sociedad de masas”, ya que el pueblo toma conciencia de su situación, se organiza, y actúa en consecuencia, emancipándose y derrumbando el tradicional poder de las clases dominantes o élites.

Fue en aquella época y en los años siguientes cuando hicieron su aparición los partidos políticos, los sindicatos, las organizaciones femeninas, y muchos otros colectivos y agrupaciones de carácter político, reivindicativo y de defensa social de los derechos humanos fundamentales. Esto supuso una mayor y creciente participación, tanto de los individuos como de los grupos, en la vida social y política, que progresivamente se reflejó en la conquista de una democracia más justa y participativa, al mismo tiempo que dicha sociedad de masas se consolidaba.

El modelo vigente en la sociedad tradicional sufrió cambios profundos con el paso de una sociedad de consumo restringido, a otra de consumo abierto, punto de referencia que consolida hasta la actualidad el sistema económico capitalista. De esta transición, la característica principal y más destacada, fue el cambio constante y acelerado en todos los ámbitos de la vida política y social. Así, la denominada época moderna, fue testigo de numerosas transformaciones en el campo de la ciencia, la cultura, la economía, las artes, etc. El aumento y mejora de las relaciones internacionales, de los medios de comunicación y del transporte, llevaron a una transformación radical en la vida de los países y de las personas.

Una característica común de todos los tipos de relaciones de masas, es su tendencia hacia el igualitarismo, es decir, todos los miembros integrantes de la sociedad de masas tienen el mismo valor en cuanto a votantes, espectadores, usuarios o compradores. Por lo cual, la superioridad numérica tiende a ser el criterio decisivo del éxito. Lo cuantitativo se impone sobre lo cualitativo.

Otra de las características fundamentales de la sociedad de masas, es el hecho de ser un tipo de sociedad en la que las relaciones del grupo primario, es decir, basadas en la comunidad y orientadas tradicionalmente, han sido sustituidas por relaciones de grupo secundario, utilitarias y contractuales. Tal y como las definía Tönnies, se trata del paso de las relaciones comunitarias a las relaciones asociacionales.

Por lo tanto, y tal y como veremos ahora con profundidad y detalle, las características fundamentales de la sociedad de masas son las siguientes: cambio acelerado, consumo y generalización de la información.

La Demografía: Estructura de la Población. Tasas de Mortalidad y Natalidad. Crecimiento Vegetativo. Oposición Policía Nacional. Tema 20.

Continuamos con el tema 20 del temario oposición policía nacional, con el estudio de la Demografía: Estructura de la Población. Tasas de Mortalidad y Natalidad. Crecimiento Vegetativo. Suscríbete a la Guía de Formación Online  para recibir estas actualizaciones directamente en tu correo electrónico.

2. La Demografía

2.3. Estructura de población

Es importante conocer la relación entre el número de hombres y de mujeres que hay en una población, ya que solamente así conoceremos sus posibilidades reproductivas. La estructura por sexos se analiza con la ratio del número de hombres por cada 100 mujeres en una determinada población: (número de hombres/número de mujeres) x 100.

La denominada sex-ratio nos indica que es mayor el número de hombres que nacen que el de mujeres (en concreto, 105 hombres por cada 100 mujeres). Pero la mortandad infantil es mayor en los varones, por lo que en los jóvenes la diferencia se equilibra. También es cierto que pasados los 65 años normalmente hay más mujeres que hombres, ya que la esperanza de vida es mayor en las mujeres.

2.4. Tasas de mortalidad y natalidad

El estudio de la población humana comienza con el número de nacimientos.
La Tasa Bruta de Natalidad indica los individuos nacidos en un país por cada 1000 habitantes, en un año determinado, es decir: (nacidos/población total) x 1000. Si la tasa de mortalidad está por debajo del nivel de reposición, el país que lo sufre, deber recibir un número suficiente de inmigrantes para estabilizar o aumentar su población.

En cuanto a la Tasa de Fertilidad (es decir, el número de hijos por mujer), en demografía se utiliza como estimador fiable para el crecimiento vegetativo de la población. La tasa de fertilidad indica el número medio de hijos que cada mujer tendría a lo largo de su vida, en el caso de que, en un año cualquiera, la media de descendientes de todas las mujeres en edad reproductiva, se mantuviese constante durante los años reproductores de dicha mujer. Para que la población de un país (sin inmigrantes) no descienda, la tasa de fertilidad no debe ser menor a 2,1.

La mortalidad también afecta al tamaño de la población. La Tasa Bruta de Mortalidad indica las defunciones en un país por cada 1000 habitantes, en un año determinado: (fallecidos/población total) x 1000.

En los países desarrollados, la mortalidad ha descendido significativamente en los últimos años. En cambio, sigue siendo muy alta en los países menos desarrollados. Los datos de mortalidad permiten, asimismo, calcular la esperanza de vida: la edad media de vida que es probable que alcance un individuo.

En demografía también es muy utilizada la Tasa de Mortalidad Infantil, que mide, por cada 1000 bebés nacidos, el número de fallecidos menores de 1 año, en un año dado: (niños fallecidos/niños) x 1000. La mortalidad infantil es mucho más alta en los países menos desarrollados que en los que sí lo están.

Notestein propuso en concepto de Transición Demográfica, que describe el paso del ciclo demográfico tradicional (caracterizado por tener unas elevadas tasas de natalidad y de mortalidad), el ciclo moderno, que se caracteriza por tener bajas ambas tasas.
La mayoría de los países desarrollados ya realizaron la transición demográfica, en cambio, muchos de los países subdesarrollados aún no han realizado esta transición.

2.5. Crecimiento vegetativo

El crecimiento natural (es decir, mayor número de nacimientos que de muertes) es la causa de la mayor parte de la expansión de la población.

El crecimiento de la población en los países industrializados está muy por debajo del 1,5%, que es la media mundial. Pero, en cambio, la población crece de un modo mucho más rápido en los países que disponen de menores recursos para atender a las necesidades de un mayor número de individuos.

El crecimiento natural o vegetativo de la población se obtiene restando a la Tasa de Mortalidad a la Tasa de Natalidad.

El crecimiento demográfico o total de un país se calcula sumándole al crecimiento natural el saldo migratorio. Así, la expresión matemática que indica la población total de un país determinado es la siguiente:

Pt = Po + (N – D) + (I – E)

Po es la Población original.

(N – D) es el Crecimiento Natural (Nacimientos – Defunciones).

(I – E) que indica el Saldo Migratorio (Inmigrantes – Emigrantes).

La Demografía: Historia de los Estudios Demográficos. Densidad Demográfica. Oposición Policía Nacional. Tema 20.

Continuamos con el tema 20 del temario oposición policía nacional, con el estudio de la Demografía: Historia de los Estudios Demográficos. Densidad Demográfica. Suscríbete a la Guía de Formación Online  para recibir estas actualizaciones directamente en tu correo electrónico.

2. La Demografía

2.1. Historia de los estudios demográficos

La Demografía, término empleado por primera vez por Achille Guillart, es la ciencia que estudia los fenómenos demográficos, es decir, de la natalidad, la mortalidad, la morbilidad (que es proporción de individuos enfermos en un lugar y tiempo determinados) o las migraciones, desde la perspectiva cuantitativa y estadística. O dicho de otro modo, la Demografía se encarga del análisis de las estructuras y dinámicas de las poblaciones humanas.

Lo primero es aclarar el concepto  de población. Por población se entiende el conjunto de individuos de una misma especie que viven en un territorio determinado.
Las primeras tentativas de contabilizar la población se llevaron a cabo en la Antigüedad, sobre todo en los censos elaborados en China, Grecia, Roma y Egipto. Pero la demografía no adquiere su verdadera importancia hasta el nacimiento de la Estadística en el siglo XVII. Un dato curioso al respecto, lo observamos en el Libro del Antiguo Testamento “Números” para saber el número total de los hijos de Israel, que se había redactado por órdenes de Moisés. En nuestro país, el primer dato en este sentido está fechado en el año 1541, con el número de habitantes de la Corona de Aragón.

En cuanto a los estudios demográficos modernos, el primero en iniciar estos estudios fue el economista y demógrafo Robert Malthus. En su libro “Ensayo sobre el principio de la población” (1798), reflejó su creencia de que el crecimiento de la población siempre tiende a ser mayor que el de la producción de alimentos, de manera que es imposible mantener una población en continuo aumento. Es por eso que Mathus proponía medidas de control de la natalidad.

La Geografía de la Población (denominada también Demogeografía o Geodemografía), es una rama de la Geografía Humana que se encarga del estudio de los fenómenos demográficos desde la perspectiva espacial o geográfica. Podemos destacar, entre estos fenómenos geográficos: la distribución espacial de la población; crecimiento de la población tanto a escala mundial como regional o local; las migraciones o movilidad de la población en el espacio y a través del tiempo; o las estructuras de población (composición según edad y sexo, por ejemplo).

Para estudiar estas variables se suelen emplear representaciones gráficas llamadas pirámides de población. La clasificación más utilizada, representada en forma de gráficos, es la estructura de población según el sexo y la edad.

En 1945 se constituyó en nuestro país el INE (Instituto Nacional de Estadística), y es a partir de entonces cuando se elaboran las estadísticas de población. Las principales fuentes que se utilizan son las siguientes:

1. Censos: Según la ONU, los censos son definidos como “el proceso total de recoger, compilar, analizar y publicar o diseminar, por cualquier otro medio, datos demográficos, económicos y sociales, que comprenden, en un momento determinado, a todas las personas de un país o de una parte bien delimitada de un país”. Por consiguiente, reúnen datos estáticos. Normalmente se hacen cada 10 años.

. Padrones municipales: reflejan datos estáticos de la población de un determinado municipio, y en España se realizan cada 5 años.

. Registros civiles: Muestran datos dinámicos de la población –nacimientos, defunciones y matrimonios-, en el que momento en que éstos se producen. Se encuentran en los juzgados.

2.2. Densidad demográfica

A día de hoy, en la Tierra viven unos 6000 millones de personas, distribuidas de un modo muy desequilibrado entre los 149 millones de kilómetros cuadrados que tiene. Esto nos da una densidad de población de unas 40 personas por kilómetro cuadrado. En la Tierra, existen áreas que están muy pobladas, y en cambio en otras, la densidad de población se acerca a los 0 habitantes por kilómetro cuadrado. En este sentido, el geógrafo Max Sorre denominó ekumene a las áreas muy pobladas, y a las despobladas las llamó anekumene.

Entre los datos más significativos hay que destacar que casi el 90% de los habitantes del mundo viven en el Hemisferio Norte. Las áreas o zonas más despobladas son los casquetes polares, los desiertos, y las zonas húmedas y cálidas próximas al Ecuador (como las Islas de Borneo, las cuencas del Amazonas…). Por continentes, en Asia se concentra más del 60% de la población. China, India y EEUU se encuentran entre los países más poblados del mundo.

Son varios los factores que intervienen en la distribución de la población, y se pueden clasificar en:

- Factores físicos: influyen el clima (la sequedad, las bajas temperaturas, el calor húmedo), la naturaleza del suelo (que los sean fértiles o no) y el relieve (la altitud limita la vida a partir de los 6000 metros, por escasez de oxigeno).

- Factores humanos: económicos (la población se ve atraída hacia las zonas de mayor riqueza), políticos (guerras, cambios de fronteras…) e históricos (como la revolución industrial y la agraria).

España tiene una superficie de 504.782 kilómetros cuadrados, y actualmente, su población es de 44 millones de habitantes. De ahí se deduce que su densidad de población es de 88 habitantes por kilómetro cuadrado. En cuanto a la esperanza media de vida, es de 84 años para las mujeres, y de 78 años para los hombres.

Con relación a Europa, España es un país joven y no muy poblado. Su crecimiento es del 0,5% anual, muy cerca de la media europea. La tasa de mortalidad infantil es inferior al 10 por mil.


martes, 22 de julio de 2014

Oposición Guardia Civil. Tema 25. Distintos Tipos de Representaciones (II): Sistemas de Planos Acotados. Relaciones entre Distancia Natural, Distancia Reducida y Diferencia de Nivel: Pendiente entre dos Puntos. 5.4. Utilización de la Brújula en el Terreno.

Finalizamos el tema 25 y así el temario oposición guardia civil , con el estudio de los distintos Tipos de Representaciones. No olvides suscribirte a la Guía de Formación Online para recibir estas actualizaciones directamente en tu correo electrónico.

5. DISTINTOS TIPOS DE REPRESENTACIONES

5.2. SISTEMA DE PLANOS ACOTADOS

Es un sistema de representación gráfica de un terreno consistente en que a cada punto del terreno le corresponde en el plano otro solo, de modo tal, que al observar un punto acotado, podemos conocer a la perfección el sitio y la altura de cada punto dibujado.

Hay que tener en cuenta que al medir la distancia entre dos puntos sobre el plano, obtendremos una distancia horizontal que es la que existe entre las proyecciones de dichos puntos y que será distinta de la que se medirá directamente sobre el terreno, a menos que esté sea especialmente llano.

Teorema de Pitágoras


A veces nos puede interesar conocer la distancia que hay entre dos puntos tal y como se representa realmente en el terreno, o la que une a dichos puntos en línea recta, por lo que vamos a ver estas magnitudes y distancias:

1. Distancia geométrica: Si entre dos puntos A y B se tendiese un cable totalmente estirado, la longitud de dicho cable determinaría la distancia geométrica entre dichos puntos. Así, denominamos distancia geométrica a la línea imaginaria que une dos puntos en el terreno.

2. Distancia real: Para trasladarnos del punto A al punto B, necesariamente tendremos que ir por el camino que los separa, siendo la longitud de dicho camino la distancia topográfica o real. Entonces, se puede definir la distancia real o topográfica como la que separa dos puntos del terreno medida sobre éste.

3. Distancia reducida: esta distancia es la longitud de la recta perpendicular a las verticales que pasan por los extremos de la distancia cuya reducida se desea conocer. La perpendicular a las verticales no es otra cosa que la proyección ortogonal de la distancia geométrica. Por eso, siempre debemos tener presente que cuando efectuemos cualquier medición sobre el plano, la distancia que obtendremos será la reducida.

4. Cota de un punto: la cota es la longitud vertical que los separa de un plano de comparación. En el caso de España, el plano de comparación es el nivel medio de la superficie del mar en Alicante.

5. Diferencia de nivel: si por medio del teorema de Pitágoras, relacionamos la distancia geométrica con la reducida, se implica el concepto de diferencia de nivel entre dos puntos, que es la distancia vertical que los separa. Su valor viene determinado por la diferencia de cotas entre ambos puntos.

5.3. Relaciones entre Distancia Natural, Distancia Reducida y Diferencia de Nivel: Pendiente entre dos Puntos.

Dentro del sistema de planos acotados, se denomina desnivel a la diferencia de cotas entre dos puntos. Y entendemos por pendiente entre dos puntos, el cociente entre desnivel y distancia reducida, expresado en tanto por ciento.

5.4. Utilización de la Brújula en el Terreno

Se denomina Rumbo al ángulo formado por una dirección cualquiera con el Norte Magnético. Se mide a partir de éste, y en el sentido de las agujas del reloj.

5.4.1. Forma de hallar el rumbo de una dirección determinada

1. Situarse en el punto de estación de la brújula horizontal.

2. Dirigir por la línea de mira una visual a un punto de referencia en la dirección dada.

3. Colocar el limbo de modo que la punta coloreada de la aguja coincida con la letra N.

4. Hacer la lectura que se señala en el índice fijo.

5.4.2. Seguir una dirección según un rumbo dado

1. Accionar el limbo hasta que el índice fijo marque el valor del rumbo a seguir.

2. Girar la brújula hasta que la aguja imantada señale la letra N.

3. Dirigir una visual por la línea de mira a un punto, y esta línea señalará la dirección a seguir.

5.4.3. Formas de salvar un obstáculo encontrado al seguir un rumbo determinado.

Si al desplazarnos en una dirección surge un obstáculo insalvable que nos obliga a abandonar dicha dirección, es sencillo volver a recuperarla, y además saber la distancia que quedó entre el punto en que se abandonó y el punto en que se recuperó, es decir, la parte de tramo no recorrido, ya que será necesario conocerla para no cometer errores al calcular la longitud del tramo recorrido.

Ante este caso, se puede resolver por distintos procedimientos:

- Por desviaciones rectangulares: la distancia CD se medirá por su igual AB. Las distancias CA = BD no se considerarán parte del itinerario, y sólo nos servirán para desviarnos y regresar al mismo.

- Por desviaciones en triángulo rectángulo: la distancia AB deberá ser igual a la BC. La distancia no recorrida AC será, por consiguiente, la hipotenusa de un triángulo isósceles, y su valor será:

AC = 1,41 x AB

- Por desviaciones en triángulo equilátero: es un procedimiento más sencillo, pues AC = AB = BC, y para ello algunas brújulas llevan referencias en el limbo para facilitar los desvíos a 60º.

5.4.4. Orientación de mapas por medio de la brújula

Colocando el mapa en horizontal, y después la brújula encima del mapa de modo que la aguja imantada se mueva libremente y coincidiendo uno de los bordes de la caja con la flecha qu3e señala el Norte Magnético en el mapa.

- El índice de la brújula debe estar en el Norte o cero.

- Se giran mapa y brújula al mismo tiempo, hasta que la aguja imantada se sitúe paralela al costado de la brújula y apuntando con su extremo coloreado hacia el Norte.

La Ciudad como Fundamento del Cambio Social (III): Sectores de la Población Marginal. El Fenómeno de la Urbanización | Oposición Policía Nacional. Tema 20.

Comenzamos el tema 20 del temario oposición policía nacional, sobre el estudio de las Ciudades. Suscríbete a la Guía de Formación Online  para recibir estas actualizaciones directamente en tu correo electrónico.

1. La ciudad como fundamento del cambio social

1.7. Sectores de la población marginal

El suburbio (arrabal o barrio bajo), es hoy en día, un barrio de la ciudad, casi siempre periférico y normalmente habitado por una población marginal o de poca capacidad económica. Hasta en los países con importante nivel de desarrollo es común la existencia de este hábitat no integrado, siempre que las zonas rurales próximas no posean suficiente nivel económico para proporcionar a sus habitantes medios de vida.

El suburbio tiene su origen en la Revolución Industrial. Los cambios en la tecnología agrícola, además de aumentar considerablemente la producción de alimentos, redujeron la necesidad de mano de obra en el campo, lo cual, unido a las altas tasas de natalidad en el medio rural, tuvo como consecuencia un exceso de campesinos. Estas personas, obligadas a dejar el campo para subsistir, se dirigieron a los yacimientos mineros, los nacientes focos industriales y las líneas férreas. Y fue en eses momentos, y en las proximidades de las factorías industriales, cuando surgieron los suburbios, barrios obreros en los que una gran cantidad de personas vivían en ínfimas condiciones.
Algunos expertos opinan que el suburbio no es del todo disfuncional, ya que proporciona un puente de transición entre la vida campesina y la vida urbana, aunque sea de un modo dramático.

1.8. El fenómeno de la urbanización

1.8.1. Consideraciones generales

La urbanización se caracteriza por un crecimiento demográfico de las ciudades superior al resto del país. Esto implica la migración de regiones pobladas de modo esparcido a las regiones con gran densidad de población.

El grado de urbanización de un país se mide calculando la proporción de habitantes de las ciudades con relación a la población total.

Este proceso tiene lugar cuando importantes cantidades de individuos abandonan el campo o pequeñas poblaciones para desplazarse y establecerse en ciudades o áreas metropolitanas circundantes a las zonas fabriles. Y así como la industrialización posibilitó un crecimiento urbano rápido, éste también hizo posible la industrialización. Es decir, ambos procesos fueron interdependientes, puesto que en muchos casos las industrias se instalaron en las grandes ciudades para aprovechar la existencia previa de mano de obra.

Desde el inicio de la Revolución Industrial, han sido constantes los movimientos del campo a la ciudad. Son mucho los motivos por los que las personas marchan a la ciudad.
En sus estudio sobre Brazzaville, Balinder indica que estos motivos pueden ser positivos (para ir a la ciudad) o negativos (para dejar el campo). Entre los motivos positivos están el atractivo económico, acompañar a un familiar que va a trabajar, deseos de mejorar la posición o status social, etc. Y entre los motivos negativos se encuentran, entre otros, el deseo de huir de la sociedad tradicional por sus coacciones y limitaciones, la pobreza, la superpoblación, una economía transformada por la industrialización que provocó que los talleres artesanales desaparecieran, etc.

El fenómeno urbano se puede entender de dos modos: el cambio o transformación de la vida rural en urbana, o la concentración en grandes núcleos.

1. Transformación de la vida rural en urbana. La agricultura se ha convertido en parte integrante de la economía mundial, y las bajas y altas de los mercados repercuten directamente en la comunidad rural y provocan cambios decisivos en su cultura y organización social. Al mismo tiempo, el aislamiento y la independencia de las comunicaciones de las personas del campo se ha reducido enormemente gracias a las mejoras de las vías de comunicación y medios y de transporte, y también debido a los nuevos medios de comunicación, especialmente televisión y radio, que han debilitado el peso de la tradición ya que exponen a los campesinos de un modo continuo a las influencia que surgen de los centros urbanos. Las pautas urbanas se extienden a las zonas rurales y es la mismísima cultura la que se urbaniza.

2. Concentración en grandes núcleos: algunas de las ventajas que ofrecen las ciudades a los individuos, como mejores condiciones de vida o más posibilidades de cambio de status, provocan la migración de las zonas rurales a las urbanas. Esto, unido al hecho de que existe un mayor índice de natalidad y menor de mortandad, ha provocado que se haya multiplicado la población en los grandes núcleos. Esto ha provocado ciertos problemas, como el paro, la degradación de las condiciones de vida, las desigualdades, la marginalidad, el chabolismo, etc.

1.8.2. Efectos de la urbanización: la transformación de las relaciones sociales
Tönnies afirma que las pequeñas aldeas privan las relaciones sociales que obedecen a la voluntad orgánica o afectiva, que traduce los impulsos del corazón, y que él llama comunitarias. En cambio, en las ciudades predominan las relaciones sociales que obedecen a la voluntad reflexiva, que es la expresión de una actividad intelectual, y que él denomina societarias. Los colectivos en los que destacan las relaciones sociales de tipo comunitario, forman una clase de organización social, la comunidad. Y en las que predominan las relaciones societarias constituyen el tipo opuesto de organización social, la sociedad.


Según Durkheim, es el progreso de la división del trabajo el que induce a la transformación de la sociedad rural hacia una sociedad urbana. Según él, las fuerzas sociales que posibilitan la unión de las gentes –y que el engloba bajo el término de solidaridad social-, se dividen en dos formas básicas. Las comunidades pequeñas, tribales y sencillas, en donde todos miran al mundo de idéntico modo y se comprometen en actividades semejantes, está unida, por los que Durkheim llamó solidaridad mecánica. Se trata de sociedades con fuerte conciencia colectiva, fundamentada en creencias, costumbres y valores comunes. Las ciudades grandes, modernas y complejas, están enlazadas solidariamente por lo que Durkheim llamó solidaridad orgánica. La conciencia social prima sobre la conciencia colectiva. 

La ciudad obliga a una mayor división del trabajo y el surgimiento de nuevos oficios de alta especialización. Y es esa diversidad la que va transformando progresivamente el tipo de solidaridad que une a los individuos.

La Ciudad como Fundamento del Cambio Social (II): Los Espacios Urbanos. Nuevas Palabras Para la Nueva Ciudad. Procesos Ecológicos Urbanos. Oposición Policía Nacional. Tema 20

Comenzamos el tema 20 del temario oposición policía nacional, sobre el estudio de las Ciudades. Suscríbete a la Guía de Formación Online  para recibir estas actualizaciones directamente en tu correo electrónico.

1. La ciudad como fundamento del cambio social

1.4. Los espacios urbanos

Los espacios en los que se pueden dividir los núcleos urbanos son los siguientes:

. El centro: consta de una zona histórica y su ensanche (su zona moderna). El centro es la zona más visitada y conocida del núcleo urbano, en el cual se congregan las funciones administrativas y comerciales.

. La periferia o extrarradio: es el territorio alejado del centro pero que depende de éste. Normalmente el suburbio no forma parte del extrarradio, y comienza donde termina ésta. La periferia es la zona donde la ciudad se mezcla con el campo, y es normal instalar en ella los polígonos industriales y las zonas residenciales.

. Las áreas metropolitanas: están constituidas por una metrópoli o ciudad central, y conjunto de ciudades satélite (núcleos urbanos menor: hortícolas, ciudades dormitorio, industriales…), que dependen de la metrópoli desde la perspectiva social y económica. El área metropolitana surge cuando concurren en la ciudad movimientos diarios de personas procedentes de los núcleos satélites y un sistema muy desarrollado de comunicaciones y transporte.

. Conurbación: muchas metrópolis se han extendido tanto en su área geográfica, que los límites extremos se mezclan o comienzan a mezclarse con los vecindarios de otras metrópolis. A este fenómeno se le conoce como conurbación. Otro caso de conurbación es en el que ciudades secundarias establecen, con una ciudad principal, relaciones económicas y de dependencia.

. Megalópolis: Cuando las conurbaciones forman un continuo urbano, de modo que se yuxtaponen (sin discontinuidad) varios núcleos urbanos de muchos kilómetros, constituyen una megalópolis o concentraciones urbanas de más de 2o millones de habitantes.

. Zonas neorrurales o suburbanas: se trata de zonas próximas a la ciudad, constituidas por poblaciones que desean evitar la ciudad sin sacrificar las ventajas que proporciona la vida urbana.


1.5. Nuevas palabras para la nueva ciudad

Vamos a enumerar algunas de las palabras y conceptos que desde los años 90 han surgido para dar nombre a los distintos y nuevos fenómenos urbanos. Estos son:

. Exópolis: es una especie de parque temático dedicado a la vida cotidiana, y sus partidarios la defienden como la ciudad perfecta y de los sueños de cualquiera. Una de las mayores promotoras de exópolis es la Walt Disney, por lo que a menudo se habla de “disneyficación”.

. Postsuburbia: A partir de los años 60, los suburbios de clase media en el entorno de las grandes norteamericanas, empiezan a denominarse “suburbia”. De un modo progresivo, estos suburbios se fueron convirtiendo en nuevas ciudades, que no se limitan a ser solamente residenciales, y presentan una funcionalidad compleja. Así que, Postsuburbia es una superación del suburbio.

. Postmetrópolis: se trata de una ciudad flexible en sus límites y contenidos, que se adapta a las nuevas demandas y ofertas. La postmetrópolis ha ido rompiendo la lógica socioespacial de la metrópolis fundamentada en una aglomeración física para llegar a una aglomeración de hechos y funciones sin necesidad de contigüidad.

. Ciudad difusa: este concepto describe el proceso de conformación de una ciudad que no se basa en la concentración, sino que lo hace en la baja densidad, pero sin dejar de ser ciudad o con tendencia a reconstruir una estructura y una lógica de ciudad.

. Rururbanización: es la urbanización de las zonas rurales más cercanas a las ciudades, favorecida por la mejora en las comunicaciones y vías de acceso, por lo que la distancia se vuelve relativa. Esto está provocando importantes cambios en la forma de vida rural.

. Metápolis: por decirlo de algún modo, se trata de la ciudad “mega” contemporánea, lo último en vanguardia. Una metápolis es una postpolis y una postmetrópolis, una fase posterior. Con la metápolis se termina el concepto de “afueras”, cuando nos referimos a la ciudad. No existe periferia ya que no hay un centro ni una unidad.

. Hiperciudad: este término quiere reflejar una realidad en la que el fenómeno urbano es territorial y funcionalmente fragmentado, y que ha perdido una gran parte de las lógicas topológicas de la ciudad tradicional, en especial en el centro-periferia (es decir, es una perspectiva muy cercana a la de metápolis.

. Privatopia: consiste en una ciudad privada, lo contrario a la ciudad como espacio colectivo, público y abierto.  De momento privatopia es sólo una concepción de ciudad que solamente se refleja territorialmente y funcionalmente de modo fragmentario, en barrios acomodados, protegidos, y con acceso vigilado y restringido.

. Periurbanización: es el proceso de creación de nuevos asentamientos urbanos más o menos cerca de las grandes ciudades o importantes vías de comunicación, con una morfología relativamente difusa. La periurbanización se parece a la ciudad difusa, es decir, con una cierta estructura, laxa, de ciudad o con tendencia a convertirse en una. Pero sin duda, con la rururbanización es el término con el que comparte más elementos.


1.6. Procesos ecológicos urbanos

La distribución de la población y de las actividades en las ciudades está en continuo cambio a través de los denominados procesos ecológicos urbanos, siendo los principales los siguientes:

- Concentración: consiste en la tendencia de las personas y de las instituciones a agruparse en el lugar en el que son más favorables las condiciones, por lo que crecen las ciudades.

- Descentralización: es la tendencia de las personas y de las organizaciones a dejar el centro de las personas para instalarse en sus alrededores.

- Segregación: consiste en la concentración de algunos tipos de personas y actividades en una zona concreta. De este modo surgen las áreas comerciales, residenciales, industriales, los guetos, etc.

. Invasión-sucesión: se habla de invasión cuando un nuevo tipo de personas, actividades u organizaciones, normalmente de un status más bajo, invaden una determinada zona. Y la sucesión es la etapa final, en la que se completa el cambio de nuevos habitantes o actividades.


BUSCAR OPOSICIONES, CONVOCATORIAS, BOLETINES OFICIALES, INSTANCIAS...

MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MySurvey
Regístrese con MySurvey ahora y reciba entre 1 y 5 € por cada encuesta que complete.

Regístrese ahora para hacer encuestas y obtenga
sus premios mediante su cuenta Paypal.
Puede también canjear sus puntos por otros premios,
como vales de El Corte Inglés o IKEA.

Si se registra ahora recibirá 5 participaciones
para nuestro sorteo de 2,000 €.
MySurvey
¡Únase ahora!
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION

A NUESTROS QUERIDOS SEGUIDORES, ¡GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ESTE PROYECTO DE FORMACIÓN!