Estamos publicando PSICOTÉCNICOS Y JUSTICIA. ¡Suscríbete a la Guía De Formación Online y Recibe Las Actualizaciones Gratis En Tu Correo!

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Armas de Retrocarga: Armas de Sistema Lefaucheux o de Espiga. Armas de Sistema Flobert o de Percusión Anular. Armas de Fuego Central o de Percusión Central. Clasificación de las Armas de Retrocarga por su Funcionamiento. Cartucho Metálico y Semimetálico: Definición y Componentes. Oposición Policía Nacional. Tema 28.

Continuamos con el tema 28 del temario oposiciones policía nacional, con el estudio las Armas de Retrocarga: Armas de Sistema Lefaucheux o de Espiga. Armas de Sistema Flobert o de Percusión Anular. Armas de Fuego Central o de Percusión Central. Clasificación de las Armas de Retrocarga por su Funcionamiento. Cartucho Metálico y Semimetálico: Definición y Componentes. Suscríbete a la Guía de Formación Online  para recibir estas actualizaciones directamente en tu correo electrónico.

3. Armas de retrocarga.

Fue la necesidad de una carga más rápida y de hacerla a cubierto, puesto que el fusil de avancarga obligaba al soldado a ponerse en pie para cargarlo, descubriéndose así ante el fuego enemigo, lo que provocó los primeros ensayos de retrocarga, es decir, de practicar la carga por la parte posterior del cañón (recámara); aunque en realidad no se puede hablar de retrocarga hasta que no se comenzó a emplear un elemento compacto y unitario, que reunía todos los componentes necesarios para realizar el disparo, y que se denominó cartucho.

Sin duda, el mayor avance en la retrocarga se produjo con la aparición del cartucho de espiga, que en 1835, fue patentado por el armero francés Lefaucheux, y que fue el primer cartucho realmente eficaz, con la capacidad de realizar un cierre estanco a los gases en el momento de disparar.

Actualmente, las armas de retrocarga se clasifican según el tipo de percusión:

-Armas de sistema Lefaucheux o de espiga.

-Armas de sistema Flobert o de percusión anular.

-Armas de fuego central o de percusión central.


3. 1. Armas de sistema Lefaucheux o de espiga.

En el sistema Lefaucheux o de espiga, el cartucho lleva su propio percutor incorporado, y que consiste en una varilla metálica (llamada espiga), que sobresale por un extremo y que en el interior de la vaina se apoya en el pistón. Así, cuando se aprieta el disparador y se libera el martillo percutor, este golpea la varilla la cual, al mismo tiempo, hiere al iniciador o pistón. Este tipo de armas prácticamente está en desuso.

3. 2. Armas de sistema Flobert o de percusión anular.

Los cartuchos de este sistema fueron inventados por el armero francés Flobert. En los cartuchos de sistema Flobert o de percusión anular, es la misma vaina la que hace de cápsula iniciadora (es decir, no tiene pistón), puesto que aloja el fulminante en el interior del reborde del culote. Para que se produzca la ignición, el percutor del arma tiene que golpear cualquier punto del anillo (por eso se denomina anular) que forma el reborde del culote.

3. 3. Armas de fuego central o de percusión central.

El nombre de este sistema deriva del hecho de que la percusión se realiza en el centro del culote del cartucho, donde se encuentra la cápsula iniciadora (pistón), fabricada como parte independiente. Existen dos tipos: Boxer americano (con el yunque en el pistón y con único oído central) y Berdan europeo (con el yunque en la vaina y dos oídos, uno a cada lado del yunque). En la actualidad, este es el sistema más empleado.

3. 4. Clasificación de las armas de retrocarga por su funcionamiento.

-Arma de un solo tiro (monotiro): este tipo de arma tiene solamente una recámara y no tiene depósito o cargador, por lo cual, cada vez que se efectúa un disparo, para efectuar el siguiente, es necesario introducir un nuevo cartucho en la recámara de forma manual.

-Arma de repetición: está provista de un depósito que puede almacenar varios cartuchos. Puede disparar sucesivamente, por medio de la acción manual del tirador sobre los mecanismos del arma, entre disparo y disparo.

-Arma semiautomática: En este tipo de arma, una vez que se ha alimentado el depósito de munición e introducido el primer cartucho en la recámara, es suficiente con ir presionando la cola del disparador para que se produzcan disparos sucesivos, pero únicamente uno por cada presión. La energía residual de cada disparo es la que, actuando sobre los distintos mecanismos del arma, la deja lista para efectuar el disparo siguiente.

4. Cartucho metálico y semimetálico: definición y componentes.

El cartucho es “un cuerpo compacto y unitario, que reúne todos los elementos necesarios para producir un disparo en un arma de fuego”.

Los cartuchos se clasifican del siguiente modo: cartuchos con proyectiles, cartuchos sin proyectiles (de fogueo, de impulsión, etc.) y en función del tipo de vaina que contenga la carga de proyección (metálicos y no metálicos).

En los cartuchos metálicos, la vaina es totalmente metálica, y generalmente se emplean en armas de ánima estriada. En cambio, los cartuchos semimetálicos llevan el culote metálico y el resto de la vaina es no metálica, empleándose normalmente en la cartuchería de caza.
Un cartucho metálico está constituido por los siguientes componentes:

-Vaina o casquillo: se trata de un recipiente metálico con forma de tubo, y que realiza dos funciones fundamentales: por un lado, contener el resto de los elementos del cartucho, y por otro, hacer de cierre obturador de los gases procedentes de la combustión de la pólvora. Según su forma geométrica, las vainas metálicas pueden ser cilíndricas (como las de las armas cortas, que tiene tres partes principales: boca, cuerpo y culote) y abotelladas o golleteadas (como las de las armas largas, que además tienen gollete y gola).

-Pistón: también recibe el nombre de cápsula iniciadora, iniciador, cebador o fulminante. 
Se aloja en el culote de la vaina y, al ser herido por el percutor del arma, comprime la mezcla explosiva con un resalte interior (llamado yunque), lo que origina la explosión de la mezcla, y el fuego se comunica a la carga de proyección a través de los oídos.

-Carga de proyección (pólvora). Se trata del explosivo deflagrante, y que se encarga de lanzar los proyectiles al exterior. En la actualidad se utiliza la pólvora blanca o sin humo.
-Bala o proyectil. Normalmente metálico, es el elemento que, por medio de la carga de proyección, sale expulsado al exterior por la boca de fuego.

El cartucho semimetálico (también llamado cartucho de escopeta) tiene, además de los mismos componentes que el cartucho metálico, otros dos: el taco y la tapa.

-Vaina.

-Pistón o cápsula iniciadora.

-Carga de proyección (pólvora.

-Taco. Se trata del componente que separa la carga de proyección del proyectil o proyectiles. Su principal misión es la obturación de los gases de la pólvora. De no existir el taco, los gases (que son mucho más ligeros que los proyectiles), adelantaría a éstos en su recorrido por el cañón y se perdería la fuerza de impulsión.

-Proyectil o proyectiles (bala, perdigones o posta).


-Tapa u opérculo de cierre. La tapa ciega la parte superior de la vaina y tiene marcado el número de munición que contiene. Actualmente, hay tendencia a sustituir el opérculo de cierre por un plegado de la propia vaina en forma de estrella.


2 comentarios:

PARA COMENTAR HAY QUE TENER UNA CUENTA DE GOOGLE (gmail, blogger, youtube...)

NO PUBLIQUES TU CORREO ELECTRÓNICO aquí. Esta sección es sólo para resolver dudas sobre oposiciones y ayudarnos unos a otros.

BUSCAR OPOSICIONES, CONVOCATORIAS, BOLETINES OFICIALES, INSTANCIAS...

MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MySurvey
Regístrese con MySurvey ahora y reciba entre 1 y 5 € por cada encuesta que complete.

Regístrese ahora para hacer encuestas y obtenga
sus premios mediante su cuenta Paypal.
Puede también canjear sus puntos por otros premios,
como vales de El Corte Inglés o IKEA.

Si se registra ahora recibirá 5 participaciones
para nuestro sorteo de 2,000 €.
MySurvey
¡Únase ahora!
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION

A NUESTROS QUERIDOS SEGUIDORES, ¡GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ESTE PROYECTO DE FORMACIÓN!