Estamos publicando PSICOTÉCNICOS Y JUSTICIA. ¡Suscríbete a la Guía De Formación Online y Recibe Las Actualizaciones Gratis En Tu Correo!

miércoles, 20 de noviembre de 2013

La Justicia De Paz. Temario Gestión Procesal Auxilio y Tramitación

Comenzamos el tema 9 de nuestro temario gestión procesal, de momento en los temas comunes a los tres cuerpos. Vamos a empezar con la organización y competencias de los Juzgados de Paz, así como las funciones de los Jueces de Paz.

La Justicia de Paz: Organización y Competencias

Organización de los Juzgados de Paz: tal como viene establecido en la Ley de Demarcación y Planta, los Juzgados de Paz tienen jurisdicción en el término del respectivo municipio, del que toman su nombre, existiendo uno de ellos en cada municipio donde no haya Juzgado de Primera Instancia e Instrucción.
Las instalaciones y medios instrumentales del Juzgado de Paz, salvo cuando fuere conveniente su gestión total o parcial por el Ministerio de Justicia o la Comunidad Autónoma respectiva, estarán a cargo del Ayuntamiento correspondiente.

En los presupuestos generales del Estado se establecerá un crédito para subvencionar a los Ayuntamientos por la atención de los conceptos indicados anteriormente. La subvención se modulará en función del número de habitantes de derecho del municipio.

Podrá existir un asola Oficina Judicial para varios Juzgados. Con sujeción al régimen local, las CCAA y los Ayuntamientos podrán promover y efectuar Agrupaciones de Secretarías para que sean servidas por un solo funcionario.

Competencias de los Juzgados de Paz en el Orden Civil


El Juicio Verbal

El Juicio Verbal, junto con el Procedimiento Ordinario, es uno de los procesos declarativos ordinarios regulados en nuestra vigente Ley de Enjuiciamiento Civil. El Proceso Declarativo es aquel que tiene por objeto obtener del juez un pronunciamiento meramente declarativo, de condena o constitutivo.

La pretensión meramente declarativa se satisface con la declaración de existencia o inexistencia de una relación jurídica, no siendo posible ejecución alguna.

La pretensión constitutiva tiene por objeto obtener del juez una resolución que crea, modifica o extingue una relación jurídica; se agota con la sentencia dictada, y tampoco admite ejecución.

La pretensión de condena persigue obtener una declaración en la que se condene al demandado al cumplimiento de una prestación de dar, hacer o no hacer, de forma que esta sentencia sí será ejecutable.
Distinguimos entre procesos declarativos ordinarios y especiales

Los procesos declarativos ordinarios son aquellos que están previstos para que por su cauce puedan ser conocidos objetos de todo tipo. Como dijimos, la Ley de Enjuiciamiento Civil sólo regula dos: el Juicio Verbal y el Juicio Ordinario.

Los procesos declarativos especiales están diseñados para el conocimiento de determinados objetos que señala la ley. Regulados en la Ley de Enjuiciamiento Civil, estos procesos especiales incluyen capacidad, filiación, matrimonio y menores; procesos para la división judicial de patrimonios; el procedimiento monitorio y el juicio cambiario (que analizaremos más adelante).
El Juzgado de Paz tiene competencia para tramitar, resolver y ejecutar Juicios Verbales cuando la cuantía de lo reclamado no exceda de los 90 euros, siempre que, por razón de la materia u objeto del procedimiento, la competencia no recaiga en el Juez de Primera Instancia.

Acto de Conciliación:

La Disposición Derogatoria Única de la actual Ley de Enjuiciamiento Civil (Ley 1/2000 de 7 de enero) dispuso en su punto primero la derogación de la Ley de Enjuiciamiento Civil aprobada por Real Decreto de 3 de febrero de 1881, con, entre otras, las siguientes excepciones:

“2.ª El título I del libro II, así como el art. 11, sobre la conciliación y la sección 2.ª del Título IX del Libro II, sobre declaración de herederos abintestato, que estarán vigentes hasta la entrada en vigor de la regulación de ambas materias en la Ley sobre Jurisdicción Voluntaria”

Como todavía no se aprobó ninguna ley que regule la Jurisdicción Voluntaria, hay que concluir que la normativa contenida en la Ley de Enjuiciamiento Civil de 1881 sobre los Actos de Conciliación (artículos 460 – 480) es la que sigue vigente hoy en día (con las modificaciones introducidas por la Ley 13/2009 de 3 de noviembre de reforma de la legislación procesal para la implantación de la nueva Oficina Judicial.

El acto de conciliación es una institución jurídica que pretende conseguir un acuerdo entre 2 o más personas afectadas por algún problema de índole legal, para evitar, con ello, un proceso contencioso posterior.

Debido a esto, antes de promover un juicio se puede intentar una conciliación ante el Secretario Judicial del Juzgado de Primera Instancia o ante el Juez de Paz competentes.

Los Secretarios de los Juzgados de Primera Instancia o los Jueces de Paz del domicilio del demandado, serán los únicos competentes para conocer de los actos de conciliación.

Si el demandado fuere persona jurídica serán asimismo competentes los del lugar del domicilio del demandante, siempre que en éste radique delegación, sucursal u oficina abierta al público y sin perjuicio de la adecuada competencia que resulte para caso de posterior litigio.

En las poblaciones donde haya más de un Juez de Primera Instancia la competencia se determinará por reparto.

Los Jueces de Paz remitirán a los de Primera Instancia de sus respectivos partidos, para que se archiven en ellos, relaciones semestrales de los actos de conciliación convenidos.

No se admitirán a trámite las peticiones de conciliación que se soliciten en relación con:
1)      Los juicios donde estén interesados el Estado, las CCAA y las demás Administraciones públicas, Corporaciones o Instituciones de igual naturaleza.

2)      Los juicios donde estén interesados los menores y los incapacitados para la libre administración de sus bienes.

3)      Los juicios de responsabilidad civil contra Jueces y Magistrados

4)      En general, los que se promuevan sobre materias no susceptibles de transacción ni compromiso.

Lo convenido por las partes en el acto de conciliación se llevará a efecto en el mismo Juzgado donde se haya tramitado la conciliación cuando se trate de asuntos de la competencia del propio Juzgado. En los demás casos será competente para la ejecución el Juzgado a quien hubiere correspondido conocer de la demanda.

Competencias en Materia de Registro Civil

Importante: tras la publicación de la Ley 20/2011 de 21 de Julio del Registro Civil y de la LO 8/2011 de 21 de Julio, complementaria de la anterior, por la que se modifica la LO 6/1985 de 1 de julio del Poder Judicial, las cuales entrarán en vigor el 22 de julio de 2014, los Juzgados de Primera Instancia, como los de Paz, perderán sus competencias en materia de Registro Civil.

En los Registros Municipales, el Juez de Paz actúa por delegación del Encargado (Juez de Primera Instancia Encargado del Registro Civil del Partido Judicial) y con iguales facultades, salvo en los expedientes.

En virtud de esto, extenderá las inscripciones dentro del plazo de nacimiento de hijos habidos en matrimonio, las ordinarias de defunción, las de matrimonio en forma religiosa mediante la certificación respectiva, las de matrimonio en forma civil cuyo previo expediente haya instruido, y las notas marginales que no sean de rectificación o cancelación.

No deberá, sin embargo, extender ningún otro asiento, salvo en casos de urgente necesidad, sin recibir instrucción particular y por escrito del Encargado, solicitada y despachada inmediatamente, la cual será archivada con los demás antecedentes relativos al asiento, reservándose minuta el Encargado.

Los Jueces de Paz suspenderán, por el tiempo estrictamente necesario, la extensión o denegación del asiento, cuando fuere obligatoria u oportuna la consulta al Encargado. Formulada consulta, quedan en suspenso los plazos establecidos.

En todo caso, cumplirá cuantos cometidos reciba del Encargado del Registro.

Las certificaciones, siempre, se expedirán y firmarán conjuntamente por el Juez y el Secretario.

Corresponde a los Jueces de Primera Instancia ilustrar y dirigir a los Jueces de Paz, aclarando sus dudas, corrigiendo sus errores, dándoles las instrucciones necesarias para el desempeño de su cometido y encareciéndoles la máxima diligencia y la consulta en los casos dudosos.

Siempre que lo imponga el servicio y, al menos, una vez al año visitarán los Registros a su cargo para examinar minuciosamente todos los asientos, documentos archivados y diligencias posteriores a la última visita y proveer a lo necesario en orden a su buen funcionamiento. Si en el año o años anteriores no se hubieren efectuado estas visitas, darán cuenta de ello al Presidente del Tribunal Superior de Justicia.

Del resultado levantarán por duplicado acta minuciosa, uno de cuyos ejemplares entregarán al Juez de Paz; la visita se diligenciará en el Libro de Personal y Oficina y en cada uno de los de inscripciones abierto.

Matrimonio Civil. Matrimonio en peligro de muerte

Es competente para la instrucción del expediente previo a la celebración del matrimonio el Juez Encargado o de Paz, o el Encargado del Registro Civil consular, correspondiente al domicilio de cualquiera de los contrayentes.

El Juez de Paz es competente, bajo la dirección del Encargado y por delegación de éste, para instruir el expediente previo al matrimonio y para autorizar o denegar su celebración.

Firme el auto favorable dictado por el Juez de Paz, y si los interesados hubiesen solicitado que el Alcalde autorice el matrimonio, se celebrará el casamiento ante él, quien levantará acta con todos los requisitos exigidos en el Código Civil y en esta legislación y la remitirá inmediatamente al Registro de la localidad para su inscripción.

En caso de matrimonio en peligro de muerte, el Juez de Paz está dispensado de pedir instrucciones al Encargado cuando lo impida la urgencia del caso, pero le dará cuenta inmediata del matrimonio autorizado.

Expedientes de Registro Civil en general

En materia de expedientes de Registro Civil, o sea, inscripciones de nacimiento fuera de plazo, cambio de nombre, etc., el Juez de Paz es competente para la recepción de la solicitud y práctica de las diligencias de auxilio.

Expediente para la obtención de Fe de vida o estado

La vida, estado de soltero, viudo o divorciado se acreditan por la correspondiente fe del Encargado.
La vida se acredita también por comparecencia del sujeto o por acta notarial de presencia, y el estado de soltero, viudo o divorciado, por declaración jurada o afirmación solemne del propio sujeto o por acta de notoriedad

Es competente para la tramitación del expediente y para la expedición, una vez concluido, de la oportuna certificación de fe de vida o estado el Encargado del Registro Civil y, por delegación, el Juez de Paz del domicilio del sujeto a que se refiere.

En el próximo apartado veremos las competencias de los Jueces de Paz en el Orden Penal

4 comentarios:

  1. Buenos días, sabes si saldran pronto las oposiciones de justicia???

    ResponderEliminar

PARA COMENTAR HAY QUE TENER UNA CUENTA DE GOOGLE (gmail, blogger, youtube...)

NO PUBLIQUES TU CORREO ELECTRÓNICO aquí. Esta sección es sólo para resolver dudas sobre oposiciones y ayudarnos unos a otros.

BUSCAR OPOSICIONES, CONVOCATORIAS, BOLETINES OFICIALES, INSTANCIAS...

MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MySurvey
Regístrese con MySurvey ahora y reciba entre 1 y 5 € por cada encuesta que complete.

Regístrese ahora para hacer encuestas y obtenga
sus premios mediante su cuenta Paypal.
Puede también canjear sus puntos por otros premios,
como vales de El Corte Inglés o IKEA.

Si se registra ahora recibirá 5 participaciones
para nuestro sorteo de 2,000 €.
MySurvey
¡Únase ahora!
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION

A NUESTROS QUERIDOS SEGUIDORES, ¡GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ESTE PROYECTO DE FORMACIÓN!