Estamos publicando PSICOTÉCNICOS Y JUSTICIA. ¡Suscríbete a la Guía De Formación Online y Recibe Las Actualizaciones Gratis En Tu Correo!

martes, 15 de enero de 2013

Guardia Civil: Grados Punibles De Perpetración De Delitos Y Faltas I


Continuamos con el temario guardia civil para las próximas oposiciones. Recordar que ya salió la lista de admitidos y excluidos para estas oposiciones. Para recibir estos artículos en tu email, suscríbete a la Guía de Formación Online en el cuadro de la izquierda.

El Iter Criminis:

Llamamos iter criminis (del latín, itinerario del delito) al camino que va desde cualquier conducta humana, hasta que esta encaja perfectamente en uno de los tipos dolosos que prevé la parte especial del código penal, o sea, la consumación del delito. Entre un punto y otro existen diferentes grados de perpetración del delito.

En ese camino del crimen, podemos distinguir dos fases claramente diferenciadas:

1)      En la primera fase enmarcamos los actos “de carácter interno”

2)      En la segunda fase enmarcamos los actos “de carácter externo” como los actos preparatorios y actos ejecutivos.

Cuando el individuo pasa por todos estos actos, se produce el resultado del delito, la consumación. O sea, que primero “pensamos” en el delito para resolver su ejecución. Debemos tener en cuenta que estos “actos internos” (pensar en cometer un delito) no es un comportamiento punible según el principio de “cogitationis poenam nemo patitur”, o sea, que nadie puede recibir una pena por pensar, ya que se trata de algo muy difícil de captar. El derecho penal, por eso, sólo puede limitarse a penar los actos externos, la acción.

Los Actos Preparatorios

En general, los actos preparatorios no son punibles porque no suponen aún una infracción de la ley penal. Muchas veces además es difícil distinguir un acto preparatorio de una conducta normal como, por ejemplo, comprar un cuchillo o una navaja.

El nuevo Código Penal deja estos actos impunes con carácter general. Pero en ciertos casos el CP sí que prevé una pena. Este es el caso, por ejemplo, de la conspiración, la proposición y la provocación para delinquir.

El Código Penal también castiga ciertos actos preparatorios como delitos autónomos. Este es el caso del artículo 515.1º donde se castigan las asociaciones ilícitas que tengan por objeto cometer un delito. El artículo 568 también pena la tenencia o el depósito de sustancias o aparatos explosivos, inflamables, etc., no autorizados por la ley. Entre adquirir estos “aparatos” y comprar un cuchillo hay una diferencia lógica.

La Conspiración, la Proposición y la Provocación para Delinquir
Recuerda que la regla general es que los actos preparatorios son impunes, pero existen excepciones. Los artículos 17 y 18 del código penal consideran punible la conspiración y la proposición para delinquir, así como la provocación. Veamos cada uno de estos conceptos

La Conspiración

La conspiración viene regulada en el art. 17.1 del CP, que establece que “la conspiración existe cuando dos o más personas se conciertan para la ejecución de un delito y resuelven ejecutarlo
Del texto de este artículo extraemos 3 elementos que caracterizan a la conspiración:

1)      Concierto de Voluntades

2)      Resolución de ejecutar el delito

3)      No realización de actos ejecutivos

Para que haya conspiración, entonces, no llega con un simple intercambio de ideas o impresiones. Debe haber una resolución clara de ejecutar un delito.

Dentro del concepto de conspiración también entra el hecho de que dos o más personas lleguen al acuerdo de ejecutar un delito, pero asignando a alguna de ellas conductas de mera participación, siguiendo el plan del delito.

¿En qué se diferencia la Conspiración de la Asociación? Según el código penal, artículo 515, la diferencia está en que la asociación es algo estable, duradero.

Por último, hay que destacar que la conspiración sólo se castiga en casos especialmente previstos en la ley (homicidio, asesinato o secuestro, por ejemplo).

La Proposición

El artículo 17.2 del Código Penal establece que “la proposición existe cuando el que ha resuelto cometer un delito invita a otra u otras personas a ejecutarlo

Del texto de este artículo extraemos 3 elementos o requisitos que dan vida a la proposición:

1)      Resolución criminal individual concreta

2)      Invitación a delinquir a otro u otros

3)      No se precisa acuerdo de voluntades

Sólo podemos hablar de proposición, tipificada por el CP, en el caso de que quien haya resuelto ejecutar un delito invite a otras personas a ejecutarlo solas o junto a él.

¿Cuál es la diferencia entre Proposición e Inducción? La inducción era una forma de participación que consiste en hacer nacer en otra persona la voluntad de cometer un delito (artículo 28, a CP). Ambas figuras se distinguen en:

·         La Inducción ha de ser directa y estar dirigida a la comisión de un delito determinado. También tiene que ser eficaz. O sea, que el inducido realice actos ejecutivos, que al menos exista tentativa

·         La Proposición requiere que el que propone el delito haya resuelto ejecutarlo y entonces invite a otra u otras personas a ejecutarlo (esto no es necesario en la inducción). Por su parte, además, la proposición no tiene por qué ser eficaz.

Igual que hemos visto en la conspiración antes, el CP sólo castiga los casos que prevé especialmente la ley: asesinato, homicidio, secuestro…

La Provocación

La Provocación viene regulada en el artículo 18.1, párrafo primero, del Código Penal: “la provocación existe cuando directamente se incita por medio de la imprenta, la radiodifusión o cualquier otro medio de eficacia semejante, que facilite la publicidad, o ante una concurrencia de personas, a la perpetración de un delito

Del texto de la ley extraemos los requisitos de la provocación:

1)      Incitación: utilizando para ello la imprenta, radiodifusión u otro medio publicitario o ante concurrencia de personas.

2)      Realización: de un delito concreto y determinado

3)      No Ejecución

El artículo 18.2 del Código Penal establece que la provocación se castigará solamente en los casos en que la ley lo prevea.

Diferencia entre Provocación e Inducción: el artículo 18.2, segundo párrafo, también establece que “si la provocación hubiese seguido a la perpetración del delito, se castigará como inducción”. Según el Tribunal Supremo (máximo intérprete de la ley no constitucional), la provocación sería estimular, instigar el ánimo de otro u otros para lograr que estos se decidan a ejecutar un hecho punible y se le atribuyen efectos similares a los de un intento de inducción.
La diferencia con la proposición radica en que el proponente trata de sumar a su plan a otras personas que irán con él a cometer el delito, mientras que en el caso de la provocación, lo que se trata es de convencer a otros para que sean ellos solos quienes cometan el delito.

La Apología: el artículo 18 también incluye dentro de la provocación, la apología y establece que: “es apología, a los efectos de este Código, la exposición ante una concurrencia de personas o por cualquier medio de difusión, de ideas o doctrinas que ensalcen el crimen o enaltezcan a su autor. La apología sólo será delictiva como forma de provocación si por su naturaleza y circunstancias constituye una incitación directa a cometer un delito.”


1 comentario:

PARA COMENTAR HAY QUE TENER UNA CUENTA DE GOOGLE (gmail, blogger, youtube...)

NO PUBLIQUES TU CORREO ELECTRÓNICO aquí. Esta sección es sólo para resolver dudas sobre oposiciones y ayudarnos unos a otros.

BUSCAR OPOSICIONES, CONVOCATORIAS, BOLETINES OFICIALES, INSTANCIAS...

MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MySurvey
Regístrese con MySurvey ahora y reciba entre 1 y 5 € por cada encuesta que complete.

Regístrese ahora para hacer encuestas y obtenga
sus premios mediante su cuenta Paypal.
Puede también canjear sus puntos por otros premios,
como vales de El Corte Inglés o IKEA.

Si se registra ahora recibirá 5 participaciones
para nuestro sorteo de 2,000 €.
MySurvey
¡Únase ahora!
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION

A NUESTROS QUERIDOS SEGUIDORES, ¡GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ESTE PROYECTO DE FORMACIÓN!