Estamos publicando PSICOTÉCNICOS Y JUSTICIA. ¡Suscríbete a la Guía De Formación Online y Recibe Las Actualizaciones Gratis En Tu Correo!

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Concepto De Delito Y Falta Oposiciones Policía, Guardia Civil, Justicia

Continuamos con el tema de derecho penal para las oposiciones de guardia civil, policía nacional y justicia. Recuerda que prepararemos el temario de guardia civil y policía nacional en uno sólo ya que son muy parecidos. Si preparas oposiciones a justicia, este tema te resultará muy útil como iniciación, pero en las oposiciones de auxilio judicial, tramitación y gestión se exige mucho más y por ello volveremos a este tema con más profundidad. Para estar al día con nosotros, tan sólo suscríbete a la Guía de Formación Online (en el cuadro de la izquierda) y recibe directamente apuntes como estos, elaborados sobre los temarios oficiales para 2013.

Conceptos De Delito Y Falta:

El delito y la pena son el objeto central en torno al que gira el Derecho Penal. La Parte Especial del Derecho Penal describe los elementos que distinguen los diferentes delitos como por ejemplo el robo, asesinato, estafas… y se señalan las penas que corresponden a cada uno de estos delitos. Pero también hay elementos y principios que son comunes a todos los delitos (o a un grupo de delitos) igual que también hay elementos que afectan a todas las penas o tipos de penas. En la Parte General del Derecho Penal por su parte trata de todas las cuestiones generales sobre los delitos y las penas.

Desde una perspectiva puramente jurídica, el delito y la falta son toda conducta que el legislador sanciona con una pena. Esto está relacionado con el principio del derecho penal que vimos en el capítulo anterior: nullum crimen sine lege que rige en el Derecho Penal español actual. Recuerda que esto significa que no hay delito si no hay una ley que lo regule.

El artículo 10 del Código Penal actual establece que “son delitos o faltas, las acciones y omisiones dolosas o imprudentes penadas por la ley”. Como puedes ver para que haya delito (o falta) debe haber una acción o no acción (no hacer nada también puede ser causa de delito). Y esta acción u omisión de acción tiene que ser dolosa o imprudente.

¿Qué es Dolo? Se trata de la intención maliciosa de cometer un determinado delito.

¿Qué es Imprudencia? Se trata de la producción de un resultado dañoso por no cumplir con un determinado deber de cuidado. Por ejemplo, cuando conducimos muy por encima del límite de velocidad establecido, quizás drogados o borrachos, y matamos a alguien, no existe dolo (intención), pero sí imprudencia. Según el artículo 12 CP: “las acciones u omisiones imprudentes solo se castigarán cuando expresamente lo disponga la ley”. Por ejemplo, la ley prevé el castigo en casos de delitos de homicidio o lesiones, como acabamos de ver en un ejemplo cotidiano.

De esta forma, los legisladores han desarrollado un concepto de delito que se basa en la concurrencia de varias características esenciales y mínimas. Por eso “delito es toda acción típica, antijurídica, culpable y punible”. Recuerda que “típica” viene de tipicidad y se refiere a que debe haberse creado ese “tipo” de delito previamente, para que pueda castigarse.

Ahora vamos a analizar esos elementos mínimos que constituyen el delito o infracción penal:

ACCIÓN, TIPICIDAD, ANTIJURICIDAD, CULPABILIDAD Y PUNIBILIDAD

1)      ACCIÓN: definimos a la acción como la conducta humana voluntaria, lo que queremos o no queremos hacer. Existen varios tipos de Acción:

a.       Acción En Sentido Estricto: es lo que entendemos habitualmente por acción y consiste en hacer algo que prohíbe la ley (robar, asesinar, estafar…).

b.      Omisión Pura: dentro de la acción, como dijimos, está la “No Acción” u omisión. Se trata de una conducta pasiva ante una acción que el Derecho espera de nosotros o nos exige. Esta omisión pura consiste en no hacer lo que la ley ordena. Un ejemplo típico es la Omisión del Deber de Socorro a una persona que por ejemplo está en peligro. En ese caso, seríamos también responsables por no actuar.


c.       Comisión Por Omisión: a veces, no hacer nada también resulta en un delito. La comisión por omisión consiste en no evitar la producción de un resultado que tenemos la obligación de impedir por encontrarnos en una “posición de garantía”. Por ejemplo, este es el caso de unos padres que no alimentan a su hijo y este muere de hambre. Esta omisión es igual a la causación de ese resultado y tiene su razón de ser en la posición de garante que tienen ciertas personas respecto de un resultado que están obligadas a impedir.

Dentro de la Acción se enmarca el Dolo y la Imprudencia.


2)      TIPICIDAD: la tipicidad, como mencionamos antes, procede del principio de legalidad y supone la semejanza o identidad entre una conducta humana realizada y la prevista de antemano en el Código Penal (CP) que “tipifica” los delitos y las faltas. De esta forma, “matar a una persona” entra en el tipo penal del delito de homicidio que viene en el artículo 138 CP. Visto desde el punto de vista contrario, una conducta no sería “típica”, por muy antisocial que sea, si no viene descrita en la ley penal. (Llegados aquí, si eres nuevo en la lengua del derecho, no debes confundir más la palabra “típica”, que como ves es diferente de su uso habitual. En derecho penal significa “tipificada”, “tipo (de delito o falta” recogido en el CP)
También puede suceder que un sujeto actúe movido por un “error de tipo”. En este caso, si el error es invencible, falta la tipicidad y no hay delito. Un ejemplo de esto sería un cazador que dispara y mata a una persona que pensaba que era un animal. Para que hubiese delito tiene que saber que está disparando contra una persona.

3)      ANTIJURICIDAD: significa que hay una contradicción entre el acto que se realiza y lo que dispone el derecho penal. Un homicidio no siempre es delito. Por ejemplo, cuando matamos a otra persona en legítima defensa. En este caso, en principio, el ordenamiento jurídico no desaprueba esto y por eso no es un acto delictivo. Esta sería una causa de justificación. Las causas de justificación son:

a.       Legítima Defensa: la acabamos de ver y se trata de una defensa proporcionada de la persona o derechos propios o ajenos puestos injustificadamente en peligro. Recuerda bien la palabra “proporcionada”. Creo recordar que hace años alguien alegó defensa propia, ¡pero la víctima apareció con 70 puñaladas! Eso sería desproporcionado.

b.      Estado de Necesidad: se da cuando existe una situación de conflicto en la que el sujeto se ve obligado a causar un mal menor que el que pretende evitar. Este es el caso, por ejemplo, de una madre que roba para poder comer o alimentar a su familia.

c.       Cumplimiento de un Deber o Ejercicio Legítimo de un Derecho, Oficio o Cargo: muy importante para los que os preparáis para guardia civil o policía nacional. En este caso existen deberes jurídicos, como denunciar, perseguir y detener a los delincuentes que pueden derivar en muerte. Igualmente se aplica a otras profesiones y deportes violentos. Por ejemplo, que un boxeador mate a su rival.


d.      Consentimiento del Ofendido: el consentimiento justificaría la conducta del autor en el caso de lesiones que se deriven de la esterilización, trasplante de órganos o cirugía transexual que se realicen conforme a la ley, siempre que la persona afectada emita su consentimiento expreso. Básicamente, es cuando te piden que firmes tu consentimiento expreso cuando vas al hospital.

4)      CULPABILIDAD: hay culpabilidad cuando el autor del delito ha actuado contra lo que la norma dispone pudiendo haber actuado de otra forma. Para que haya culpabilidad, que se considere al autor culpable de la acción, el sujeto debe cumplir con estas condiciones:

a.       Imputabilidad: se trata de la capacidad de entender y valorar la norma penal. O sea, es la capacidad mínima para ser considerado culpable. Se entiende fácilmente que existe falta de imputabilidad en el caso de graves alteraciones psíquicas del sujeto, trastorno mental transitorio, drogadicción, minoría de edad o en los casos en que existen alteraciones en la percepción de la realidad desde el nacimiento o la infancia.

b.      Exigibilidad De Una Conducta Distinta: a veces se dan situaciones límite en las que no se puede exigir al sujeto una conducta diferente de la que realizó porque cualquier persona en su misma situación seguramente hubiese obrado de la misma forma. Se trata de supuestos de inexigibilidad como el miedo insuperable (si por ejemplo omitimos el deber de socorro de alguien que está en peligro), el estado de necesidad entre bienes de igual valor y el encubrimiento de parientes próximos (en otros casos el encubrimiento sería delito).



5)      PUNIBILIDAD: se trata del otro elemento esencial que configura el concepto de delito. Significa que toda conducta típica, antijurídica y culpable además es punible (se puede sancionar con una pena). A veces, sin embargo, la Ley declara exentas de pena cierto tipo de conductas (por razones de política criminal, conveniencia o utilidad) en casos de Excusas Absolutorias (p.ej: pequeños hurtos entre parientes próximos), o condiciona la punibilidad al cumplimiento de una condición (condiciones objetivas de punibilidad) o de un previo requisito de carácter procesal (condiciones de perseguibilidad).

EL CONCEPTO LEGAL DE DELITO Y FALTA

Es el concepto de delito y falta que establece el Código Penal. Según el artículo 13 del Código Penal:
1.       Son Delitos Graves las infracciones que la Ley castiga con pena grave

2.       Son Delitos Menos Graves las infracciones que la Ley castiga con pena menos grave

3.       Son Faltas las infracciones que la Ley castiga con pena leve

4.       Cuando la pena, por su extensión, pueda incluirse a la vez entre las mencionadas en los dos primeros números de este artículo, el delito se considerará en todo caso grave.

Esto quiere decir que el Código Penal supedita la calificación de una conducta como delito o falta a la pena que le puede seguir si se realiza esa conducta.

Para ello, debemos estar a lo que dispone el artículo 33 del Código Penal. En este artículo se clasifican los distintos tipos de penas que se pueden imponer con arreglo al mismo. Por eso, hay que atender a la relación de delitos minuciosamente recogidos en el Libro II del Código Penal (“Delitos y sus Penas”) y las faltas recogidas en el Libro III (“Faltas y sus Penas”).

En el próximo capítulo de este temario de oposiciones de la Guía de Formación Online entraremos a analizar el Dolo y la Culpa. Suscríbete por email y recíbelo directamente en tu correo electrónico.


Apuntes Publicados Hasta Ahora: (están en el tema 8 del temario guardia civil)

Concepto De Derecho Penal, Principios y Límites

Concepto De Delito y Falta

El Dolo Y La Culpa/Imprudencia

Sujetos Y Objeto Del Delito


8 comentarios:

  1. no existen ya las faltas en el codigo penal, este tema ya no sirve, han cambiado muchas cosas.

    ResponderEliminar

PARA COMENTAR HAY QUE TENER UNA CUENTA DE GOOGLE (gmail, blogger, youtube...)

NO PUBLIQUES TU CORREO ELECTRÓNICO aquí. Esta sección es sólo para resolver dudas sobre oposiciones y ayudarnos unos a otros.

BUSCAR OPOSICIONES, CONVOCATORIAS, BOLETINES OFICIALES, INSTANCIAS...

MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MySurvey
Regístrese con MySurvey ahora y reciba entre 1 y 5 € por cada encuesta que complete.

Regístrese ahora para hacer encuestas y obtenga
sus premios mediante su cuenta Paypal.
Puede también canjear sus puntos por otros premios,
como vales de El Corte Inglés o IKEA.

Si se registra ahora recibirá 5 participaciones
para nuestro sorteo de 2,000 €.
MySurvey
¡Únase ahora!
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION

A NUESTROS QUERIDOS SEGUIDORES, ¡GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ESTE PROYECTO DE FORMACIÓN!