Estamos publicando PSICOTÉCNICOS Y JUSTICIA. ¡Suscríbete a la Guía De Formación Online y Recibe Las Actualizaciones Gratis En Tu Correo!

jueves, 5 de enero de 2012

Terminación Del Procedimiento Administrativo

Continuamos con el temario de auxiliar administrativo gratis con este tema que sirve también para las oposiciones de auxiliar administrativo ayuntamiento Madrid 2012. Como ya sabéis, se ha publicado la lista provisional de admitidos y excluidos para esta oposición. Tenéis hasta el 12 de Enero de 2012 para reclamar. Si eres nuevo, recuerda que puedes suscribirte al blog para recibir las últimas actualizaciones en tu email.

¿Cómo Termina El Procedimiento Administrativo?

La respuesta la encontramos en la Ley 30/1992, en sus artículos 87-92. Según esto, el procedimiento administrativo puede terminar por medio de:

1) Resolución Expresa o Presunta (o Silencio Administrativo)

2) Desistimiento

3) Renuncia al Derecho en que se funda la solicitud (si no está prohibido legalmente)

4) Declaración de Caducidad

5) Imposibilidad Material de continuar por causas sobrevenidas (resolución motivada)

6) Terminación Convencional (cuando se termina por pacto o convenio)


I. RESOLUCIÓN EXPRESA

Se trata de la forma normal en que termina un procedimiento administrativo. Es el acto definitivo con el que se pone fin al mismo

Contenido de la Resolución: En el artículo 89 de la Ley 30/1992 vienen señaladas las reglas sobre el contenido de la resolución:

            1) La decisión que debe motivarse según el artículo 54 de esta ley en:

                        a) Actos que limiten derechos subjetivos
                       
                        b) Actos que resuelvan procedimientos de revisión de oficio de disposiciones o actos administrativos, recursos administrativos, reclamaciones previas a la vía judicial y procedimientos de arbitraje.

                        c) Actos que se separen del criterio seguido en actuaciones precedentes o del dictamen de órganos consultivos.

                        d) Acuerdos de suspensión de actos así como adopción de medidas provisionales.

                        e) Aplicación de tramitación de urgencia o ampliación de plazos.

                        f) Actos dictados en ejercicio de potestades discrecionales

                        g) Los Actos que deban estar motivados porque lo dice expresamente la ley o el reglamento.

            2) Los recursos que procedan contra la resolución, así como el órgano (judicial o administrativo) ante el que se presentarán, así como el plazo para recurrir.

            3) Los informes y dictámenes que sirvan de motivación a la resolución, deben incorporarse en el texto de la misma.


PRINCIPIO DE CONGRUENCIA Y NO AGRAVACIÓN

En el artículo 89 de la Ley 30/1992 vemos expresados estos dos principios. “Congruencia” significa que la Resolución debe decidir aquello que pide el interesado. “No Agravación” significa que no se puede empeorar la situación inicial del interesado. Que la resolución deba ser congruente con lo que pedimos no impide que no pueda decidir otras cuestiones. Estas cuestiones se denominan cuestiones conexas (existe una relación con la petición inicial).

Artículo 89 Ley 30/1992:

“1. La resolución que ponga fin al procedimiento decidirá todas las cuestiones planteadas por los interesados y aquellas otras derivadas del mismo.

Cuando se trate de cuestiones conexas que no hubieran sido planteadas por los interesados, el órgano competente podrá pronunciarse sobre las mismas, poniéndolo antes de manifiesto a aquéllos por un plazo no superior a quince días, para que formulen las alegaciones que estimen pertinentes y aporten, en su caso, los medios de prueba.

2. En los procedimientos tramitados a solicitud del interesado, la resolución será congruente con las peticiones formuladas por éste, sin que en ningún caso pueda agravar su situación inicial y sin perjuicio de la potestad de la Administración de incoar de oficio un nuevo procedimiento, si procede.”


II. DESISTIMIENTO Y III. RENUNCIA

El desistimiento y la renuncia vienen regulados en los artículos 90 y 91 de la Ley 30/1992 y son figuras muy similares, tratándose por ello juntas en todos los temarios de auxiliar administrativo (siguiendo la letra de la ley).

El Desistimiento se refiere a la propia petición o solicitud del interesado (o interesados, caso que hay que tener en cuenta). La Renuncia se refiere al propio derecho. Es importante saber que hay derechos de los que no se puede renunciar (no podemos renunciar a nuestro derecho a la vida e integridad física, por ejemplo).

Para desistir de una petición o renunciar a un derecho que tenemos debemos hacerlo constar por cualquier medio del que quede constancia. Por ejemplo: por escrito.

La Administración debe aceptar “de plano” (simplemente) la renuncia al derecho o el desistimiento que planteamos, excepto en algunos casos en los que hay terceras personas. Así, no se acepta el desistimiento ni la renuncia cuando:

            1) Se personen en el procedimiento terceras personas interesadas en el mismo. Estas personas deben pedir que continúe el procedimiento en el plazo de 10 días.

            2) Que exista un interés general en su continuación. En caso de que la cuestión suscitada en la incoación del procedimiento entrañe interés general, o sea conveniente sustanciarla para su definición y esclarecimiento, la Administración puede limitar los efectos del desistimiento o la renuncia, siguiendo con el procedimiento (artículo 91.3 Ley 30/1992).



IV. CADUCIDAD

La caducidad es la cuarta forma de terminación del procedimiento de una forma “anormal” (lo normal es la resolución expresa). Viene regulada en el artículo 92 de la Ley 30/1992, donde se establece el régimen jurídico de la caducidad del procedimiento:

            1) Si el procedimiento se inicia a solicitud del interesado y se paraliza por su culpa, la Administración le advertirá que tiene 3 meses para actuar o el procedimiento terminará por caducidad del mismo.

            2) Una vez que pasen 3 meses sin que el interesado actúe, la Administración archivará las actuaciones y lo notificará al interesado.

            3) Contra la caducidad caben los recursos pertinentes.

            4) No puede acordarse la terminación del procedimiento administrativo por la simple inactividad del interesado. Por simple inactividad se entienden los trámites simples, no indispensables para la resolución. Esta actividad sólo tendrá como efecto la pérdida del derecho a trámite del interesado.

            5) CADUCIDAD no produce PRESCRIPCIÓN. Las acciones que tenga el particular o la administración no prescriben por la caducidad misma. O sea, los procedimientos caducados no interrumpen el plazo de prescripción.

            6) No Cabe la Caducidad cuando la cuestión suscitada afecta al interés general. También cuando la cuestión deba sustanciarse para su definición y esclarecimiento (como en el caso de la renuncia y el desistimiento).


V. TERMINACIÓN CONVENCIONAL

En la jerga del derecho, convencional significa “pacto/convenio”, o sea, un acuerdo entre las partes por el que se pone fin a un procedimiento administrativo (o judicial, en su caso).

La Terminación Convencional viene regulada en el artículo 88 que pasamos a reescribir (recuerda que debes descargar la Ley 30/1992 y tenerla siempre a mano para ver la ley literal. En la Guía de Formación Online tratamos de escribirla de forma que “se entienda”). En los temarios de oposiciones de auxiliar administrativo observamos que simplemente se limitan a transcribirla sin explicarla.

Regulación de la Terminación Convencional (art. 88):

1) Las Administraciones pueden celebrar acuerdos, pactos, convenios o contratos con personas de derecho público y privado (en adelante llamamos a todos “acuerdos”, para una más fácil memorización).

2) Para ello, estos acuerdos no deben ser contrarios al Ordenamiento Jurídico. Tampoco pueden versar sobre materias sobre las que no se pueda pactar (porque lo prohíbe el OJ).

3) Estos acuerdos deben tener el objeto (finalidad) de satisfacer el interés público.

4) Estos acuerdos pueden tener la consideración de finalizadores del procedimiento. También pueden formar parte del procedimiento con carácter previo a la resolución final (pueden ser vinculantes-que hay que seguirlos- o no serlo).

5) Los acuerdos deben tener un contenido mínimo: partes del acuerdo, ámbito del acuerdo (personal, funcional y territorial) y plazo de vigencia. Según la naturaleza del acuerdo, éste deberá ser publicado o no, así como también debe llevar la indicación de las personas a las que va destinado.

6) Los acuerdos deben contar con la Aprobación Expresa del Consejo de Ministros, si tratan sobre materias que son de su competencia directa.

7) Los acuerdos no deben suponer una alteración/modificación de las competencias que tienen los órganos administrativos. Tampoco pueden cambiar la responsabilidad que tienen los distintos funcionarios o autoridades sobre el funcionamiento de los servicios públicos.


Queda ahora por ver la Resolución Presunta, comúnmente conocida como Silencio Administrativo, que trataremos en el siguiente artículo.
 
 



2 comentarios:

PARA COMENTAR HAY QUE TENER UNA CUENTA DE GOOGLE (gmail, blogger, youtube...)

NO PUBLIQUES TU CORREO ELECTRÓNICO aquí. Esta sección es sólo para resolver dudas sobre oposiciones y ayudarnos unos a otros.

BUSCAR OPOSICIONES, CONVOCATORIAS, BOLETINES OFICIALES, INSTANCIAS...

MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MySurvey
Regístrese con MySurvey ahora y reciba entre 1 y 5 € por cada encuesta que complete.

Regístrese ahora para hacer encuestas y obtenga
sus premios mediante su cuenta Paypal.
Puede también canjear sus puntos por otros premios,
como vales de El Corte Inglés o IKEA.

Si se registra ahora recibirá 5 participaciones
para nuestro sorteo de 2,000 €.
MySurvey
¡Únase ahora!
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION

A NUESTROS QUERIDOS SEGUIDORES, ¡GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ESTE PROYECTO DE FORMACIÓN!