Estamos publicando PSICOTÉCNICOS Y JUSTICIA. ¡Suscríbete a la Guía De Formación Online y Recibe Las Actualizaciones Gratis En Tu Correo!

domingo, 29 de enero de 2012

La Escuela Romana En España

Los romanos entraron en España por Ampurias desde el año 218 a.C y mantuvieron su gobierno hasta el siglo V en que entran los Visigodos. Como cultura superior, Hispania se romanizó (adquirió las instituciones y cultura romanas) y se latinizó, empezándose a utilizar el latín como lengua oficial. En el año 19 a. C, con el gobierno de Augusto, Hispania se convirtió en parte oficial del Imperio Romano.

La Escuela Romana En Hispania

La escuela romana en España fue uno de los verdaderos motores de la latinización. Las escuelas seguían el mismo modelo que en la capital. Cuando España era parte del imperio romano, las escuelas eran públicas y estaban a cargo del erario municipal de la civitas (ciudad o municipio).

La principal escuela de este período fue la de Huesca (Osca), conocida hoy como “la primera universidad” de España. Esta escuela fue creada por Sertorio, que vivió entre los siglos II y I a.C. A Sertorio se le mitificó también como un héroe nacional español. Le siguen las escuelas en Córdoba, Cádiz, Tarragona, Écija, Astorga, Cartagena, Sevilla y Mérida.

Curriculum ¿Qué Estudiaban Entonces? ¿Qué Tenía Salida?

La escuela romana en España se asimilaba a las escuelas de la Capital, siguiendo un curriculum similar.

Escuela Elemental: a partir de los 7 años, los niños españoles empezaban en la escuela primaria (Schola), bajo la tutela de un pedagogo o maestro encargado de esta enseñanza elemental. Pedagogo significa en griego “el que lleva al niño” y esto se debe a que era la persona encargada de llevar al niño a la escuela, traerlo, ayudarle con la lección, etc. Este pedagogo iba a clase con el niño y aprendía también del llamado litterator, primus magister, magister ludi o magister ludi litterarii. De esta forma, luego podía repasar la lección con el niño (puer en latín, y de ahí puericultura).

Las escuelas básicas estaban ubicadas en el centro de la ciudad, normalmente junto al Foro (la plaza principal de cualquier ciudad romana). Normalmente esta escuela no contaba con un edificio propio y se separaba de la calle mediante un simple velo, quedando los niños y el maestro a la intemperie.

El maestro (de la palabra magister) daba clases desde la cátedra (cathedra), que era un estrado elevado para hacerse ver y oír bien.

En la escuela se aprendía en primer lugar las letras (abecedario y nominario), o sea, a leer y a escribir. Los alumnos (alumni en latín significa “el que debe ser alimentado”) utilizaban tablillas de cera donde escribían con un punzón y luego podían borrar. Para aprender Aritmética –a contar- utilizaban pequeñas piedras llamadas calculi (en latín significa piedrecillas), de ahí que nuestra palabra cálculo no sólo se refiera a la matemáticas, sino también a las piedras en el riñón, por ejemplo.


La enseñanza a partir de los 12 años: Las Artes

Entre los 12 y los 15 años (edad en que el niño cambia la toga praetexta por la toga viril), los alumnos podían empezar a ir a la escuela del grammaticus (el experto en letras). O sea, esta formación en Roma no era obligatoria.

En esta nueva escuela, los niños pertenecían a las clases sociales superiores, lo mismo que el nuevo profesor, que además ganaba más dinero que el magister ludi. Estudiar la gramática tenía dos objetivos principales: el conocimiento teórico de la lengua (para aprender a hablar y escribir bien) y el conocimiento de los escritores clásicos. El maestro comentaba textos de Livio, Andrónico, Ennio, Plauto, Terencio, Salustio, Cicerón, Virgilio, Ovidio, Lucano, etc.

Además de este “Arte”, los niños empezaban a aprender aritmética, geometría, música, astronomía, filosofía y retórica. Es importante saber que el concepto de “arte” era muy diferente que el que tenemos hoy. “Arte” (Ars) significaba más bien Técnica (los griegos la referían con su palabra: tekhne). O sea, la gramática era un arte, como técnica o herramienta muy útil para conseguir un fin (por ejemplo, saber defender una causa como abogado).


La Enseñanza Superior. La Oratoria.

En la España romana de hace unos 20 siglos, la Oratoria era como hoy una carrera universitaria con su máster. El fin de la oratoria era hablar correctamente y convencer (ya sea a un jurado, por ejemplo, o a una asamblea de ciudadanos). La base de la oratoria estaba formada por la Filosofía y la Historia.

El profesor encargado de enseñar Oratoria era el Rhetor Latinus (de ahí la palabra Retórica). Como decimos, la Oratoria o Retórica (esta última es palabra griega) era una herramienta muy útil. Para Cicerón, la oratoria realizaba el ideal supremo del hombre incluso más allá de su ejercicio forense (del Foro, donde se celebraban litigios).

La Oratoria era la mejor herramienta para el que estudiaba Derecho con el maestro de derecho (el Iuris Prudens o el que conoce la Justicia; los romanos no utilizaban la palabra Derecho, sino Justicia. Derecho –directum- procede de la mentalidad cristiana de lo que es correcto. Los romanos, hablaban de Justicia o “lo que es justo para todos”).


La Educación Romana Fuera De La Escuela

¿Qué es educación? ¿Qué es formación? Se trata de las típicas palabras que todos conocemos, pero que resultan difíciles de definir. Esto se debe simplemente a que ambos conceptos evolucionan y varían a lo largo de la historia. Por eso, a veces, nos cuesta entender qué estudiaban en otras épocas.

La Formación viene de Formar, o sea, dar forma a algo, y se relaciona con la enseñanza en la escuela. La Educación, procede del latín e-ducare (guiar a una persona desde fuera).

En los núcleos de población donde no había escuelas, los niños aprendían mediante la “educación familiar” y la convivencia político-religiosa. El modelo a seguir son las costumbres ancestrales o mos maiorum (de la palabra mos, moris del latín procede la moralidad, no en el sentido cristiano, sino de costumbres de un pueblo que deben seguirse).

A lo largo de esta historia de la formación o educación, veremos cómo estos conceptos siempre tienen que ver con el bien de la comunidad y en cierto sentido, su finalidad también es mantener el orden político y religioso establecido. Por eso, la educación en Roma también implicaba el amor por la patria. Pero ellos no hablaban de educación y mucho menos de formación. Para referirse a eso, hablaban de humánitas.

 


Volver a la página principal de HISTORIA DE LA EDUCACIÓN EN ESPAÑA Y EL MUNDO

1 comentario:

  1. Pretty section of content. I just stumbled upon your web site and in accession capital to assert that
    I get in fact enjoyed account your blog posts. Any way I'll be subscribing to your augment and
    even I achievement you access consistently rapidly.

    Also visit my web-site: beats by dr Dre solo

    ResponderEliminar

PARA COMENTAR HAY QUE TENER UNA CUENTA DE GOOGLE (gmail, blogger, youtube...)

NO PUBLIQUES TU CORREO ELECTRÓNICO aquí. Esta sección es sólo para resolver dudas sobre oposiciones y ayudarnos unos a otros.

BUSCAR OPOSICIONES, CONVOCATORIAS, BOLETINES OFICIALES, INSTANCIAS...

MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION
MySurvey
Regístrese con MySurvey ahora y reciba entre 1 y 5 € por cada encuesta que complete.

Regístrese ahora para hacer encuestas y obtenga
sus premios mediante su cuenta Paypal.
Puede también canjear sus puntos por otros premios,
como vales de El Corte Inglés o IKEA.

Si se registra ahora recibirá 5 participaciones
para nuestro sorteo de 2,000 €.
MySurvey
¡Únase ahora!
MYSURVEY RECOMPENSA SU OPINION

A NUESTROS QUERIDOS SEGUIDORES, ¡GRACIAS POR FORMAR PARTE DE ESTE PROYECTO DE FORMACIÓN!